lunes, 25 de febrero de 2013

Cáncer y Fertilidad

Cuando el cáncer sobreviene en alguien muy joven o en edad reproductiva cabe pensar en la posibilidad de tener descendencia una vez supere la enfermedad. En muchas ocasiones, y dado al cambio de modelo reproductivo actual en el mundo occidental (cada vez es más frecuente tener hijos más tarde de los 35 años), es posible que esa persona joven afecta de cáncer, con su proyecto vital de tener descendencia, se vea truncada  por los tratamientos oncológicos.

Como en muchas ocasiones existe la posibilidad de curar la enfermedad, pero dejar al o a la paciente con una infertilidad-esterilidad secundaria, hemos de prevenir y valorar opciones que nos puedan permitir la paternidad o maternidad futuras. He aquí las opciones:

En el varón:
Algunos tratamientos para cáncer pueden causar infertilidad en el hombre. La irradiación corporal total (como se usa en el transplante de células madre o de médula) y la radioterapia a un área que incluya los testículos puede reducir la cantidad de esperma (azoospermia). Esto no significa que no pueda ocurrir un embarazo, si no que es probable que sea dificultoso.

Algunos tipos de quimioterapia pueden ocasionar daños en el esperma a corto plazo, mientras que otros pueden causar daños de infertilidad a largo plazo. Esto depende de los tipos y de las dosis de medicamentos que se usan. Se ha visto que los cambios a corto plazo pueden durar alrededor de tres meses después del último tratamiento. Debido al riesgo de defectos congénitos que hay con los daños al esperma por la quimioterapia recibida por el padre, es difícil determinar la relación de esto. Para reducir este posible riesgo, los médicos a menudo recomiendan que se empleen métodos anticonceptivos de forma meticulosa durante el tiempo en que el hombre esté recibiendo quimioterapia y algunos meses después que termina el tratamiento. Hasta el momento, ningún estudio ha informado un aumento en los defectos congénitos o cánceres en niños que fueron concebidos en forma natural por padres que recibieron anteriormente tratamientos para el cáncer.
Algunos tipos de cirugía en la región pélvica y genital pueden causar infertilidad. Por ejemplo, si se extirpan ambos testículos, ya no es posible producir espermatozoides y el hombre queda estéril.

Si usted quiere tener hijos y le preocupa la reducción de su fertilidad, hable con su médico antes de comenzar el tratamiento. Una opción podría consistir en hacer una CRIOPRESERVACIÓN DE SEMEN. Si no está seguro sobre sus deseos de procrear en el futuro, puede que deba informarse para acudir a un banco de esperma y obtener más información sobre el procedimiento.

En la mujer:
La experiencia acumulada en la actualidad no ha puesto de manifiesto un mayor riesgo de enfermedades genéticas en los hijos de pacientes sometidas a tratamientos oncológicos.

Al igual que apuntábamos en el varón, la radioterapia pélvica o la irradiación corporal total pueden lesionar los ovarios y producir infertilidad y menopausia precoz. 

La quimioterapia también tiene un efecto adverso sobre el ovario, pudiendo producir una infertilidad o una esterilidad. Los efectos adversos sobre la fertilidad dependerán del tipo de quimioterapia empleada, su dosis, la duración del tratamiento, la asociación con otros fármacos, la edad de la paciente y la propia variabilidad individual.

Los procedimientos quirúrgicos conservadores son seguros para el tratamiento oncológico, aunque no siempre van a resolver el problema reproductivo. 

Técnicas para preservar la fertilidad:

- En cáncer de cérvix:
El tratamiento recomendado para preservar la fertilidad de pacientes con lesiones premalignas y carcinoma in situ, sería la resección con asa diatérmica. La conización con láser o conización fría también son adecuadas, reservándose éstas para lesiones más extensas o microinvasivas. La traquelectomía sería el tratamiento recomendado para preservar la fertilidad en pacientes con lesiones invasivas de cérvix en estadios precoces I-A2 y podría valorarse en estadios IB y IIA.

- En el cáncer de endometrio:
El tratamiento recomendado para preservar la fertilidad de pacientes con lesiones malignas de endometrio en estadios IA G1 puede consistir en hormonoterapia a altas dosis de progestágenos. Para ver que esto es posible haz click aquí.

- En el cáncer de ovario: 
Los tumores de ovario de bajo potencial de malignidad en estadios IA y bien diferenciados (grado 1) pueden tratarse de forma conservadora si se desea preservar la fertilidad, mediante tumorectomía u ooforectomía (extrayendo exclusivamente el tumor o el ovario afecto). Posteriormente a conseguirse la fertilidad habrá que sopesar la conveniencia de un tratamiento quirúrgico completo. También en estadios precoces IB grado 1, puede tratarse de forma conservadora aunque en estos casos si se realizara una ooforectomía bilateral habría que recurrir a técnicas de reproducción asistida, con conservación de de tejido ovárico o congelación de ovocitos.
 
La protección farmacológica del ovario durante la quimioterapia puede conseguirse mediante la administración de análogos GnRH con la intención de mantener en reposo a los ovarios. 

La transposición ovárica (colocación de los ovarios en un lugar alejado de la pelvis) puede representar una técnica adecuada para preservar la fertilidad de pacientes que han de recibir radioterapia pélvica.

- En el cáncer de mama:
Los datos científicos que se tienen hasta la actualidad son limitados, aunque se ha observado que el embarazo no parece afectar negativamente el pronóstico en mujeres con cáncer de mama previo. Si una mujer que ha padecido cáncer de mama desea tener un hijo es importante que lo consulte con su oncólogo, para que valore de forma individual su caso. Para más información pueden consultar el Consenso sobre Cáncer de Mama y Fertilidad.

Las técnicas para preservar la fertilidad en aquellas mujeres que por un tumor ginecológico o no la puedan perder, existen diferentes técnicas en la actualidad:

- Congelación de embriones. Se precisa pareja estable y puede plantear problemas de índole ético.
- Criopreservación de ovocitos. Puede estar desaconsejada en pacientes con tumores hormonosensibles.
- Criopresevación de tejido ovárico. Especialmente recomendada en niñas y jóvenes.
- Maduración de óvulos en laboratorio. En estudio

Para más información pueden acceder a información más completa en la AECC. 

Con esto concluyo que cada vez tenemos más conocimientos para mantener la ESPERANZA