domingo, 14 de abril de 2013

Cineterapia oncológica: El Fin es mi Principio (Alemania, Jo Baier 2010)






Cuando en marzo de 2004, Tiziano Terzani, debido a un cáncer terminal, ve acercarse el final de su vida, decide reunirse con su hijo Folco para mantener con él unas valiosas conversaciones sobre la vida que ha llevado.

Aceptando su destino con la serenidad propia del que ha frecuentado las filosofías orientales durante gran parte de su vida, Terzani rememora los hechos que han marcado su existencia y la de los suyos.

Nacido en el seno de una humilde familia florentina en los albores de la Segunda Guerra Mundial, Tiziano Terzani quiere transmitir a su hijo su insaciable curiosidad por el mundo y sus habitantes

Desafiando el destino que le reservaba su origen social, decidió ser periodista y recorrer incansablemente nuestro planeta. Frente a su mirada comprometida desfilaron la mayoría de los hechos determinantes del convulso siglo XX: la guerra fría, la China maoísta, el apartheid surafricano o la guerra de Vietnam son sólo algunos de los acontecimientos que marcaron la trayectoria de este hombre extraordinario.

La película basada en el libro con el mismo título y dirigida de una manera bastante fiel al guión de Folco Terzani por el alemán Jo Baier. Está enmarcada en la bella Toscana italiana con un tempo pausado, una fotografía y una música muy cuidadas que nos ambienta de una forma muy bien llevada hacia los últimos días de Tiziano Terzani encarnado espléndidamente por Bruno Ganz. Este hombre decide explicar a su hijo Folco (interpretado por Elio Germano) en forma de conversaciones grabadas, los pasajes más importantes de su biografía para que posteriormente lo plasme en forma de libro. La película no sólo nos habla de la vida de este hombre, nos habla del sentido de la vida, del amor, del vivir y del morir. Pone sobre la mesa de forma exquisita la necesidad de espiritualidad y de trascendencia que posee el ser humano. 

Me quedo con una frase de Tiziano describiendo así, tras reconocer que ha cumplido su ciclo vital y que no tiene la sensación de haberse perdido nada, cómo él ve con una tremenda curiosidad el momento de la muerte: "Lo que me aguarda quizá sea el acontecimiento más insólito y más interesante que me haya pasado jamás. Por eso la muerte es lo único nuevo que me queda por descubrir". Así esta película nos lleva a una visión bella, sublime y muy profunda sobre lo que es el morir: un nuevo principio. Esta concepción diferente y ciertamente muy positiva sobre la muerte me parece lo mejor de la película. Una forma de llevar el duelo muy recomendable. Espero que os guste.