miércoles, 25 de diciembre de 2013

Aunque sea sólo por un segundo


¿Sabes lo que más echo de menos? Estar sin preocupaciones. Esta es la frase inspiradora del proyecto fotográfico "Aunque sólo sea por un segundo" (If only for a second). Veinte pacientes afectos de cáncer en Bruselas (Bélgica) participaron en una experiencia de cambio de "look" que les hiciera olvidar por unos segundos las difíciles situaciones que atraviesan en el transcurso de esta enfermedad. Los participantes creyeron que el cambio de estilo sería moderno y elegante, pero al abrir sus ojos se encontraron con algo totalmente diferente. El fotógrafo Vincent Dixon capturó las reacciones de sorpresa y euforia que les produjo esta experiencia de verse por primera vez frente al espejo. Cada foto tiene un título, una fecha y una hora en la que se tomó y lo más importante, el segundo exacto en que la persona se olvidó de su enfermedad. Al pasar por este libro, el lector se deja llevar por la sonrisa, las risas y las caras sin preocupaciones. Los lectores incluso se sorprendierán al tener en sus propias caras ... una sonrisa. Este es el corazón de una idea convertida en un original proyecto: "Aunque sea por un segundo", con el único objetivo de difundir sonrisas y despertar felicidad.

 Fotos: Fundación Mimi de Bélgica. Fotos: cortesía fundación Mimi y agencia Leo Burnett.