miércoles, 29 de enero de 2014

Retrato íntimo tras una pérdida



Esta es una conmovedora historia que ha mostrado su lado más hermoso a través de la fotografía. La esposa de Ben Nunery, Ali murió en el año 2011 después de una batalla con una rara forma de cáncer de pulmón. Dos años después, Ben y su hija Olivia decidieron volver a la casa que él, de donde Ali se fue el día antes de su boda. Con todo, las maletas, la casa estaba vacía, al igual que lo fue el día en que se hizo el particular reportaje fotográfico de la boda. Así que Ben convenció a su cuñada, la fotógrafa Melanie Pace, para que hiciera al igual que esas originales instantáneas de la boda, una nueva serie con su hija. 

Melanie escribió acerca del hecho de tomar el nuevo conjunto de fotos de Ben y Olivia en su blog: 
"Él me pidió que tomara fotos de él y Olivia en su casa vacía tal como lo hicimos en el día en que se casó con Ali, hace cuatro años y medio. Así es, ha llegado el momento de que Olivia tenga un patio para jugar, una casa más grande donde sus juguetes pueden tener un lugar dedicado a su propia casa y en un buen colegio cerca. El viernes Ben entregó las llaves y se fue de la casa de la que guarda tantos recuerdos inolvidables. El lugar donde se puede, literalmente, sentir la presencia de mi hermana al segundo que entras por la puerta. Heck, se sirvió en la fabricación de ese lugar su hogar y cada centímetro de ella estaba hecho a la perfección ¿A quién estoy engañando?"

Las fotos de boda de Ben Nunery y Ali se tomaron en la casa que iba a ser testigo de su vida juntos. Sin muebles, vacía y llena de luz, como un lienzo en blanco que se llenaría de recuerdos y de color según fueran envejeciendo. Pero no pudo ser así.

Apenas dos años después de haberse casado, Ali fallecía de un cáncer de pulmón en 2011, con 31 años, y dejando atrás no sólo a su marido, sino también a su hija Olivia, de casi un año.

Ahora, padre e hija han decidido dejar aquella casa, según ha contado a la NBC, pero no sin antes rendir el más tierno y triste de los homenajes tanto a los recuerdos que guarda el hogar donde Ben y Ali empezaron su vida juntos como, especialmente, a la memoria de su mujer.

Es así como, en pleno 2013, padre e hija han recreado las imágenes de la boda que tuvo lugar tan sólo cuatro años atrás. Unas fotos que, según reconoció Ben, representan algunos de los mejores recuerdos de su vida. Por eso las ha recreado con la misma fotógrafa, Melanie Tracy Pace, hermana de Ali. Y otra vez en la casa sin muebles, vacía, pero llena de luz.

El paralelismo de las fotos de madre e hija me ha parecido magnífico y emotivo. Estoy convencida que a Ali le hubiese encantado verlas desde donde quiera que esté. 









Extraído del artículo de BuzzFeed: "Dos años después de la muerte de su mujer por cáncer, un hombre recrea sus fotos de boda con su hija".

Les dejo con un video de estas y otras bellas fotografías

http://www.youtube.com/watch?v=fOIHyLAs-wg