miércoles, 30 de julio de 2014

Desvirtualizando a cinco bloggers




Una de las cosas buenas que tiene escribir en un blog es el hecho de conocer a personas a través de ellos. Tu realidad social aumenta, aunque sea de forma virtual.  Compartes opiniones y experiencias. Descubres intereses afines y caes en la cuenta que nunca hubieras conocido a esas personas, habitualmente por motivos geográficos, si no fuera por la existencia de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. Lo mejor siempre está por venir, así que cuando tienes oportunidad pones cara y alma a esas palabras cruzadas en lo que llamamos "desvirtualización" (o coloquialmente dicho, conocernos "in person") surge algo muy especial.

Hace pocos días tuve ocasión de reunirme en un encuentro con otras cuatro mujeres bloggers. Todas ellas tienen en común conmigo el tema del cáncer. Ellas lo hacen en primera persona pues han pasado o están pasando por esa experiencia como pacientes. Yo en cambio me sentía un poco el contrapunto, pues no soy paciente, sino médico que trata a pacientes con cáncer desde hace ya bastantes años, con lo cual mi perspectiva es de algún modo diferente.

Reconozco que esta experiencia ha sido muy positiva para mi porque me ayuda a adentrarme en la visión del cáncer desde dentro. Me explico. Como he comentado antes llevo más de 20 años tratando a pacientes oncológicos. He compartido muchas charlas, vivencias y situaciones más o menos difíciles con ellos. Pero casi siempre lo he hecho en un contexto hospitalario que conlleva muchas barreras y por mucha empatía que le pongamos ahí están. En esta reunión distendida practiqué una escucha activa y me di cuenta de la cantidad de cosas que me pierdo de sus testimonios y que no sabía, pues habitualmente no me hallo en el contexto adecuado para que esas conversaciones fluyan. Los pacientes callan muchas cosas en la consulta, ya sea por la bata blanca, la falta de tiempo, porque el propio paciente piensa que es una banalidad o porque le da vergúenza expresarlo, etc. Aprendí en ese buen "feedback" lo que de verdad les apetece hablar y lo que no, de sus truquillos personales para sobrellevar determinados síntomas, de cómo superaban determinadas situaciones comprometidas. Hablaban de su día a día, de su cotidianidad con el cáncer, de lo que el cáncer les ha quitado y de lo que les ha dado en compensación, en definitiva, hablaban de su vida a partir de ahora.

Cada una de nosotras aportaba cosas diferentes y curiosamente complementarias. Me sorprendió gratamente saber que mi blog les ayuda y que piensan que tener un profesional sanitario y a la vez "blogger" aporta un valor añadido. He captado el mensaje y he entendido que parte de nuestro trabajo como médicos es saber comunicar bien. Entienden que el blog se convierte en un puente de comunicación muy útil en la relación médico-paciente y lo hace de forma asíncrona, es decir, fuera ya de tu consulta. 

Desde aquí os recomiendo la lectura de estas grandes mujeres:

- María y su blog "Con cáncer y estupenda"
- Nieves y su blog "Teikitisi"
- Gurutze y su blog "Gotas de agua dulce"
- Paula y su blog "No dramapausia"

A vosotras chicas os dedico este flashmob de los "Black Eyed Peas" y el tema "I've gotta feeling" lleno de energía positiva. Gracias  por regalarme vuestros testimonios y haber aprendido tanto de ellos.