miércoles, 17 de septiembre de 2014

Cuarenta y cuatro formas de hacer feliz a un paciente oncológico.






Este es un "post" traducido de Elana Milleruna psiquiatra apasionada por la integración de la sabiduría oriental con la medicina occidental para ayudar a las personas a llevar una vida más feliz y más plena. Ella escribe en su blog Zen Psiquiatría. A ella hice referencia en uno de los posts más populares de este blog. (pincha aquí). Os dejo con las 44 formas de hacer feliz a un enfermo oncológico según su visión como médico y paciente oncológica.

El 17 de diciembre 2013 me fui a Urgencias porque supuse que tenía una neumonía (como médico, yo soy buena en autodiagnosticarme), para descubrir que tenía un tumor gigante en mi pecho que me pudo haber matado en cuestión de semanas. Inmediatamente ingresé en el hospital y empecé la quimioterapia para el estadio IV de un linfoma linfoblástico agudo de células T.
Durante los siguientes meses he experimentado un torbellino de cambios físicos y emocionales. El tratamiento se hizo cada vez más difícil, y he perdido la capacidad de realizar incluso funciones simples, incluyendo el trabajo, conducir, cocinar y hacer recados. A los 31 años, pensé qen cualquiera que se llevase mi independencia estaría haciendo palanca con mis manos frías y muertas. Por desgracia, eso era casi el caso.

Afortunadamente, tuve un grupo de fieles seguidores:  familia, compañeros de trabajo, amigos; que dieron un paso hacia delante y me cuidaron cuando más lo necesitaba.

Cuando una persona recibe un diagnóstico de cáncer, a menudo está tan abrumado que no tiene ni idea de cómo pedir ayuda o qué pedir, pero seguro que la necesita. Si usted tiene un amigo o un miembro de la familia con cáncer al que usted quiere ayudar, no cometa el error de hacer una vaga oferta, cuestionable pero sincera "Bueno, llámame cuando me necesites" (no lo hará).

En su lugar, debe hacer que la vida de su amigo más fácil mediante la anticipación de sus necesidades y dando soporte tangible, que es lo que tanto necesita. Aquí está una lista de las personas que verdaderamente me ayudaron e hicieron por alegrarme el día (e hizo mi vida mucho más fácil) después de mi diagnóstico de cáncer.

1. Hacer una comida. Asegúrate de preguntar con antelación el enfermo tiene alguna restricción alimenticia o está siguiendo alguna directriz concreta. Haz una visita o simplemente deja la comida si no es para ella (una bolsa nevera dejada fuera de la puerta principal es perfecto para esto).

2. Deja un "tupperware" de varias comidas hechas para que tu amigo pueda calentar en caso necesario. Utilice un "tupperware" que no necesite devolver.

3. Envia un rápido correo electrónico, texto o mensaje para que sepa que usted está pensando en él o ella.

4. Añade "No hay necesidad de responder" al final de su mensaje. Apreciará escucharle a usted sin sentir la necesidad de hacer nada a cambio.

5. Añade "Siéntete libre de pedirme cualquier cosa siempre que sea" Cuando ofreces ayuda sabrá que la oferta seguirá siendo sincera cuando la necesiten (en una semana, un mes, un año).

6. Establece una alerta de calendario que te recuerde  un hola rápido o la oferta de ayuda de forma regular.

7. Envía un mensaje de texto la próxima vez que estés en la tienda de comestibles y pregunta si le gustaría algo para llevarle.

8. Envia un texto la próxima vez que estés en la droguería para ver si necesitan algo de allí.

9. Envia a una persona para limpiar. Tenga cuidado de todos los detalles porque sólo hay que estar allí para abrir la puerta.

10. Envia un texto la próxima vez que vayas a la farmacia para ver si necesita recoger cualquier medicación prescrita.

11. Enviar a un fisioterapeuta a casa si lo necesita .

12. Ofrecerse para tomar un café o un pincho en el almuerzo.

13. Ofrecerse para hacer una visita. Compruebe que se siente bien para ello.
14. Ofrecerse para llevarle al cine. Si está demasiado cansado​​, vaya con una película de alquiler.

15. Ofrecerse para acompañarles a la quimioterapia y hacerles compañía durante el tratamiento. Aún mejor, si se compromete a dar un paseo en una base regular durante sus tratamientos.

16. Házle saber que  estás "de guardia" para las emergencias. Menciónalo.

17. Envía flores. Sin embargo, asegúrese de que la persona no está neutropénica primero (baja de defensas) ; pues las flores frescas pueden ser un riesgo de infección para los pacientes con cáncer con sistemas inmunológicos debilitados. Lamentablemente, tuve que regalar muchas de las flores maravillosas que recibí después de mi diagnóstico. O, considere las flores de seda o artificiales (no causan  infección y duran más tiempo).

18. Ordena comida para llevar y asegúrate que la han entregado. Pregunte si tiene un restaurante favorito. Si le parece que está demasiado abrumado para tomar cualquier decisión, simplemente ten una idea de sus preferencias dietéticas y escoge una buena comida para enviar.

19. Regala una revista o una suscripción a un periódico.

20. Regala  un buen libro.

21. Dígale que usted le quiere y que se preocupa por él o ella. Incluso si no tiene la energía para responder, su mensaje significa mucho.

22.  Si el enfermo es mujer, llévala a un tratamiento de belleza agradable. Piensa: manicura, pedicura, aplicación de maquillaje facial, etc Puede ser la primera vez que ha derrochado su tiempo en esto.

23. Envia una tarjeta. Asegúrese de que sea legible, los ojos de un enfermo de cáncer son ojos cansados​.
24. Regala un paseo con chófer con Uber o Lyft, si no estás disponible para ofrecer un paseo. Soy un gran fan de Uber.

25. Si eres un amigo cercano o miembro de la familia del paciente con cáncer, ofrezca a ser una "persona clave" en el que cribe u organice las ofertas de visitas y ayudas. Justo después de un diagnóstico hay muchos que quieren ayudar, visitar y llamar, pero la persona con cáncer está probablemente muy abrumada en ese momento y puede que prefiera un poco de espacio.

26. Entiende que un paciente de cáncer está probablemente demasiado sobrepasado para pedir lo que necesita; tome la iniciativa al ofrecer detalles específicos, en lugar de decir, "Quiero saber si hay algo que yo pueda hacer por ti."

27. Recuerda que aún estaba allí un par de meses después del diagnóstico, cuando ya todo no es tan nuevo. La fanfarria habrá desaparecido, pero tu amigo seguirá luchando y necesitará ayuda logística y emocional.

28. Ofrezca ser la portavoz que actualiza a los demás sobre el estado de salud de su amigo, pues puede ser difícil tener que compartir los detalles una vez y otra.

29. En ese sentido, cuando te registras, no debes pedir todos los detalles sobre el estado actual de salud de tuu amigo.

30. ¿Tu amigo tiene un perro? Ofrécele a venir y llevarle a dar un paseo o llevarle a la peluquería canina.

31. ¿Tu amigo tiene niños? Ofrécele cuidar a los niños, recogerlos de la escuela, o hacer una fiesta de pijamas.

32.  Di: "Dame una tarea." Tal vez sea la ropa, o hacer un recado, o ir al supermercado. Hay que estar dentro y fuera. No se necesita socializar.

33 ¿Tu amigo tiene un jardín? Ofrécele regarlo y cuidarlo. Aún mejor, comprométete a asumir el riego regular.

34. Envía un mensaje de texto o un correo electrónico con un chiste o una foto tonta.
35. Ofrécele tu ayuda a tu amigo cribando la respuesta a los correos electrónicos. Después de un diagnóstico de cáncer el número de mensajes de correo electrónico puede ser abrumadora y los importantes pueden perderse en la confusión.
36. Ofrécete para crear y administrar un calendario para el enfermo: de reparto de comidas, paseos durante la quimioterapia, visitas de amigos, etc Sitios web como takethemameal.com y lotsahelpinghands.com pueden ayudar.

37. Si puedes, y tu amigo se siente cómodo al aceptarlo, da algo de dinero, pues entre cuentas de hospital y la pérdida de ingresos si uno no puede trabajar, el cáncer puede ser un gran derroche financiero.
38. Dona dinero para cubrir horas pagadas a un cuidador del paciente.

39. Compra un abono de estacionamiento mensual para los miembros de la familia cuando el paciente tiene una hospitalización prolongada. El estacionamiento del hospital es caro.

40. Regala un sombrero, peluca, o una bufanda si tu amigo se va a perder su cabello con el tratamiento.
41. Regala una manta súper cómoda. Este fue uno de mis regalos favoritos y más utilizados (buenos para descansar sofá o los viajes a la quimioterapia).

42. Sólo escucha. No des consejos, no trates de estar alegre. Sólo escucha y dejar fluir la charla entre amigos.
43. Pregunta lo que necesita más de ti en este momento ... y luego hacerlo.

44. El cáncer no es contagioso. Da a tu amigo un abrazo para hacerle saber que estás de su lado.
Para finalizar les dejo con este simpático video de los "Bottle Boys" interpretando Billy Jean de Michael Jackson