miércoles, 12 de noviembre de 2014

Por alusiones





"La cirugía y la radioterapia ya han dado de sí todo lo que podían"

Dr. Miguel Martín. Presidente de GEICAM (Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama)
Publicado en el diario "El País" el 3 Marzo 2014. Ver artículo aquí.

¿Es cierto que la radioterapia y la cirugía son tratamientos que han tocado techo como se afirma en el enunciado? Si me lo preguntaran a mi o a cualquier cirujano oncológico, la respuesta sería un rotundo NO. Este tipo de titulares hacen un flaco favor a la necesaria medicina colaborativa que precisamos para vencer el cáncer y envían la imagen a la población de que los avances sólo se producen en el terreno de la farmacología y eso no es cierto.

Entender la Oncología significa saber que es como un puzzle de muchas piezas que deben encajar. Los fármacos son una pieza más, pero no son la piedra angular como se nos quiere hacer ver. Por poner un símil, las manecillas de un reloj son lo primero que se vemos cuando miramos la hora, pero sabemos que no la dará correctamente si la maquinaria que va detrás con múltiples piezas mecánicas deja de funcionar o falta alguna de sus piezas. En la Oncología pasa algo parecido, las manecillas son la quimioterapia (es lo que más se ve y se habla en medios de comunicación) y la maquinaria silenciosa serían la cirugía y la radioterapia. Debe haber un correcto engranaje entre las distintas modalidades de cirugía, citostáticos y la radioterapia para que el éxito sea posible, pues sólo en contadas ocasiones conseguiremos la radicalidad o curabilidad con una sola modalidad de tratamiento. Los avances en todas las disciplinas han sido espectaculares, incluso en la cirugía y la radioterapia. Pensar que en el caso de la radioterapia se ha tocado techo es un comentario desafortunado, falso y simplista. 

La radioterapia ha evolucionado en los 20 últimos años de forma espectacular y va a seguir haciéndolo. Las líneas de futuro están abiertas en muchos frentes: 
  • Radiobiología: En ella se estudia cómo la radiación actúa sobre las células y los tejidos, cómo le afectan las dosis, el fraccionamiento, la energía, etc
  • Ingeniería: Cada vez los aceleradores lineales son más precisos, esculpen mejor la dosis depositada al tumor, pudiendo aumentar las dosis en el tumor y minimizándola en el tejido sano. En el futuro se pensará en 4D, no en 3D como hasta ahora. También se están haciendo esfuerzos por crear aceleradores de protones más asequibles en el futuro.
  • Radiofísica y dosimetría: Cada vez están mejorando más los algoritmos de cálculo para saber más fielmente cómo se deposita la radiación con los cambios de densidad de los tejidos. También hay mejoras constantes en todas las herramientas informáticas para delimitar tanto los tumores como los órganos críticos
  • Empiezan a darse los primeros pasos en la influencia de la genómica a la hora de elegir la idoneidad de la radioterapia, 
  • InmunologíaSe están empezando a conocer los aspectos inmunológicos y cómo actúan con la radioterapia.
  • Interacción de fármacos con radioterapia: Se conoce ya el uso de los citostáticos a dosis bajas como radiosensibilizadores en radioterapia y se siguen abriendo puertas y avanzando en este campo.
Si les queda todavía alguna duda les recomiendo repasar estos tres posts anteriores sobre las bondades y avances obtenidos en esta apasionante especialidad médica:




Les dejo con este video sobre en lo que consiste la radioterapia y qué es un acelerador lineal de última generación explicado por la Dra Pilar Samper del Hospital Universitario Rey Juan Carlos I de Móstoles.