lunes, 2 de marzo de 2015

Las Redes Sociales en las Sociedades Científicas



Internet ha venido al mundo para quedarse, al igual que en su día lo hizo la imprenta, la telefonía, la radio o la televisión. Negar esta realidad a priori parece arriesgado. Es cierto que se puede vivir en el ascetismo de un mundo sin internet y sin redes sociales. Cabe, sin embargo, tomarnos el mundo de la Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC) más como un medio para hacernos la vida algo más fácil, que como un fin en si mismo. Es posible que vivamos en un espacio virtual con mucho ruido de fondo, con un exceso de información que nos abruma y con demasiadas herramientas que llegan a saturarnos. Sin embargo, las ventajas y el potencial de todos estos recursos es enorme y hemos de aprender todavía a gestionarlos de una forma racional y sosegada porque nos ofrecen grandes oportunidades que no deberíamos dejar escapar.

El pasado 25 de Febrero fui invitada en representación de mi sociedad científica SEOR por el Diario Médico y su Red Social para uso profesional "Ippok" a participar en un encuentro o #ippokedadaRRSS para hablar de Redes Sociales y Sociedades Científicas. Fue presentado el acto por Francisco J. Fernández como director de Diario Médico y Correo Farmacéutico. Esta particular red social es vertical, a diferencia de las convencionales o llamadas también horizontales, pues se interviene en un entorno seguro, cerrado y que permite establecer conversaciones entre colegas para el planteamiento de dudas y casos clínicos, así como la posibilidad de gamificación y formación continuada. A pesar de sus peculiares y atractivas peculiaridades los profesionales muestran todavía sus miedos a que le consuma tiempo, le exponga en exceso, no se respete la confidencialidad o el valor profesional. Hemos de pensar que se trata de una herramienta de trabajo interno que permite hacer un grupo de trabajo en red con la posibilidad de intercambiar información.

Posteriormente habló Cristina Herrera como responsable de contenidos y marketing social de Ippok, sobre el valor de las redes sociales para las sociedades científicas. Así, se comentó la necesidad de las redes sociales como escaparate de las Sociedades Científicas y de su capacidad para difundir información corporativa y mensajes promotores de salud gracias al contacto directo con los propios pacientes. Se pueden además evitar alarmas, crear alertas y gestionar las crisis sanitarias. En la otra cara, se plantean grandes retos: la constante digitalización, la seguridad y veracidad en la información, las cuestiones de deontología médica y la superación de la barrera de nuestros miedos a las redes sociales.

Tras esta intervención nos habló Guillem Marca doctor en Comunicación Corporativa por la Universidad Rovira i Virgili y Coordinador de Publicidad y Relaciones Públicas en la Facultad de Empresa y Comunicación de la Universidad de Vic. Nos habló de la presencia de las sociedades científicas en los entornos 2.0, haciendo un análisis retrospectivo del uso de las redes sociales en las diferentes sociedades científicas. Explicó que un total de 63 sociedades científicas españolas están en Twitter, entre las que acumulan nada menos que 135.000 seguidoresUnos datos que explican la gran repercusión que el evento logró suscitar en la red social. una serie de especialidades médicas que van a la cabecera en esta incorporación tecnológica con mucha diferencia de las demás: Pediatría, Medicina Familiar y Comunitaria, Urgencias-Emergencias Médicas, Cardiología, Farmacia Hospitalaria y Neurología.

Tras una pausa, se explicaron casos de éxito como el de José Luis Poveda Andrés de la SEFH (Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria) que mostró cómo los pacientes esperan que los médicos y farmacéuticos estemos en las redes sociales al igual que ellos. Tras su intervención entraron en escena el Dr Juan Bravo Acuña de la AEP (Asociación Española de Pediatría) que habló del efecto terapéutico de la comunicación más fluida que permite internet sobre los pacientes y sus familiares. Le acompañó en el estrado su compañero pediatra y polifacético el Dr Javier González de Dios con la plataforma de e-learning "Continuum". Me gustaron mucho sus intervenciones porque transmitieron el mensaje de que las redes sociales manchan (como se manchan los niños cuando juegan en el barro o con las pinturas), se habló de ciencia, de conciencia, de calor y de color, así como del hecho de hacer bien las cosas, hacerlas con cariño, hacerlas juntos de una forma colaborativa y sobretodo hacerlo. (Son auténticos hacedores)

El Dr José Juan Gómez de Diego de la SEC (Sociedad Española de Cardiología) nos hizo una interesante disertación acerca de la iniciativa #Cardiotuit. El Dr Jorge Izquierdo Martín en representación de la SEMES (Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias) nos explicó cómo utilizaron las Redes Sociales para gestionar la información de la crisis del virus del Ébola en España en Twitter a través del hashtag #SEMESEbola obteniendo un alcance de 1.600.000 impresiones y más de 300 usuarios de Twitter activos. Un alcance 2.0 sin precedentes. Por último el Dr Carlos Tejero Juste en representación de SEN (Sociedad Española de Neurología) nos habló del valor de las redes sociales profesionales o verticales como Ippok que al ser un espacio exclusivo garantiza el principio de confidencialidad a la hora de poder agrupar opiniones y dudas de los facultativos en red. Resaltó asimismo las acciones de Quiz para la gamificación de dicha plataforma como medio para mejorar la formación de una forma lúdica, entretenida y dinámica.

  

Twitter fue, asimismo, la red social preferida por la mayoría de los asistentes, con caso un 30% de los votos para comunicarse a través de internet. La ippokedada generó más de 3.500.000 impresiones, fruto de los 1255 mensajes que incluían el hashtag #IppokedadaRRSS que durante poco más de dos horas, lanzaron más de 250 usuarios, entre los cuales se encuentran algunos de los más influyentes facultativos y sociedades científicas en la red. Con todo, el hashtag alcanzó a más de medio millón de usuarios.

La usuaria más "influyente" del hashtag, según la herramienta "followthehashtag" fue la farmacéutica y especialista en comunicación Pilar Barral (@pilarbarralm). Le siguen en el pódium Mónica Moro (@monicamoro) y José Juan Gómez (@josejdgnews) responsables a su vez de algunos de los tuits con más repercusión en el evento. 

El tuit favorito de la sesión, sin embargo, fue lanzado por otro usuario. Con un total de 19 tuits con el hashtag, Fernando López (@FernanLopezMesa) logró que su mensaje en referencia a los datos presentados por Guillem Marca alcanzara 16 retweets y 9 favoritos. 

El evento tuvo repercusión en Twitter en diez países, la mayoría de ellos de hispanoamérica y fue seguido por más hombres (un 63%) que mujeres. (Esto es un dato que no acabo de entender y que creo que sería digna de un estudio sociológico). 

Pero lo mejor de este encuentro para mi fue desvirtualizar a caras conocidas como el pediatra Javier González de Dios del que soy franca seguidora y admiradora por su vastísimo y magnífico trabajo, tanto en las redes sociales donde es muy activo, como en su blog "Pediatría Basada en Pruebas", como en sus libros de Cine y Pediatría de los que ya ha completado una trilogía digna de elogio. Confieso que no pude evitar la tentación de preguntarle cómo lo hacía para estar tan presente y activo, a lo que me contestó que trataba de gestionar bien su tiempo, de tener una autodisciplina, de poner amor en lo que hace y mucha constancia. El éxito sin duda es la suma de pequeños esfuerzos que se repiten día tras día. 

También tuve la suerte de saludar a Mónica Moro, todo un referente en Twitter, conocida por su magnífica iniciativa #CarnavalSalud y su blog "Miraquebé". Al vernos nos reconocimos al instante y fue un momento de "flash" el hecho de ponernos cara. Su afabilidad, su sentido crítico, su perpicacia y su estupendo "jersey amarillo" no la hicieron pasar desapercibida.  

Les dejo con el video de presentación de la Guía práctica para el uso de las redes sociales en las organizaciones sanitarias cuyo objetivo es impulsar la comunicación en redes sociales de asociaciones de pacientes, sociedades científicas y organizaciones sanitarias.