jueves, 7 de mayo de 2015

Oncosensorialidad


Clásicamente la disciplina médica se ha basado en la utilización de los cinco sentidos para diagnosticar a nuestros enfermos y es posible que hasta de un sexto si además incluímos el famoso "ojo clínico" que no es otra cosa que el aprendizaje intuitivo. La anamnesis o entrevista clínica se basa en escuchar atentamente lo que el paciente te explica acerca de lo que nosotros le preguntemos de forma dirigida y lo dejemos reflejados en la historia clínica. En la exploración física observamos al paciente: su color, su estado general, su lenguaje corporal, etc, le auscultamos con el fonendoscopio la respiración y el latido cardíaco, le tocamos y palpamos los ganglios, el abdomen, las mamas, etc., también olemos (tabaco, alcohol, fetores varios, etc) y hubo un tiempo hipocrático en el que hasta se empleaba el sentido del gusto para detectar, por ejemplo, el azúcar en orina de los diabéticos.

Una buena historia clínica y una buena exploración física siguen siendo pilares importantes y básicos para diagnosticar y tratar a un gran número de enfermos. Sin embargo, con el tiempo y el advenimiento de sofisticadas pruebas complementarias hemos ido "perdiendo" nuestras habilidades sensoriales a favor de las pruebas complementarias (llámense análisis, exámenes radiológicos, etc) sin las cuales nos sentimos ya los médicos muy incompletos.

Hace unos días leyendo un post del blog "Técnicos Radiólogos", su autor, Miguel Ángel de la Cámara, nos hablaba de una llamativa iniciativa para el diagnóstico de cáncer de mama llamado "Discovering Hands"Esta iniciativa nació de la mano de un ginecólogo alemán Frank Hoffmann. preocupado por el diagnóstico de las mujeres, especialmente las jóvenes, que están fuera del rango de edad del cribado radiológico con mamografías. Hoffmann entiende que la detección temprana su tratamiento aumentan significativamente las posibilidades de las mujeres en términos de supervivencia y mejora la calidad de vida de ellas durante el tratamiento.

La idea de Discovering Hands® aborda algunas de estas deficiencias mediante la capacitación y la implementación de las mujeres con discapacidad visual con sus habilidades sensoriales muy desarrollados para detectar los primeros signos de cáncer de mama.

Estas examinadoras médicas táctiles (EMT) son entrenadas en los centros de formación profesional para personas con discapacidad a través de exámenes de mama en las práctica de los médicos. Durante el período de entrenamiento de nueve meses, aprenden cómo utilizar un método de diagnóstico estandarizado para examinar la mama femenina. Además, en todas las evaluaciones intermedias estas mujeres son entrenadas en habilidades de la comunicación y psicología. 

Discovery Hands® tiene una serie de ventajas:

- La discapacidad visual percibida de estas mujeres se aprovecha como un talento. Mediante el uso de las capacidades sensoriales extraordinarias de las mujeres con discapacidad visual, una "discapacidad" percibida se transforma en una capacidad. Se crea un campo completamente nuevo de empleo significativo. 

- Es un método estandarizado: las evaluaciones intermedias utilizan un método de examen estandarizado que se ha desarrollado específicamente para el propósito de este trabajo

- Con este método se emplea más tiempo para la prevención y la detección precoz: Normalmente, un examen de las mamas regularmente lleva a cabo por un ginecólogo precisa entre 1 y 3 minutos. Estas mujeres a las que denomino "oncosensoriales", invierten al menos 30 minutos para cada sesión, no sólo el examen de la mama, sino también educar a las pacientes sobre cómo lidiar con el riesgo de cáncer de mama. Las pacientes sienten que están bien atendidas y reciben el mejor examen preventivo posible en un ambiente agradable.

- Los resultados cualitativos preliminares muestran que estas evaluaciones intermedias detectan un 30% más y las alteraciones del tejido un 50% más pequeños en la mama que los médicos (5-8mm versus. 10-15mm). Se está llevando un estudio clínico acerca de ello. 

Discovering Hands® como proyecto, se plantea aumentar sustancialmente el número de este tipo de evaluaciones intermedias en los próximos años, teniendo como objetivo el empleo de alrededor de 70 mujeres ciegas sólo en Alemania.

En España este proyecto fue presentado en una jornada llamada "Innovando en la Discapacidad" organizada por la Fundación ONCE y Ashoka. La intención es ampliar este sistema en diferentes países europeos y en Oriente Medio. 

Discovering Hands® es una empresa social. Todos los beneficios se reinvierten en la mejora de los servicios y en la ampliación del alcance de estas evaluaciones intermedias. 

La idea y el estado actual de Discovering Hands® ha recibido una gran cantidad de comentarios positivos y de apoyo. Han ganado numerosos premios, entre ellos el premio a la innovación en el sistema sanitario alemán en 2011. Como un emprendedor social, el Dr. Frank Hoffmann, el CEO y fundador ha sido galardonado con una beca de Ashoka para el desarrollo del modelo Discovering Hands®. También ha sido seleccionado para formar parte del Programa de Globalizer Ashoka, así como la Iniciativa de "Hacer Más Salud" y en 2013, la "Fundación de la Familia Ruderman" ha decidido apoyarles como la primera organización sin ánimo de lucro fuera de los EE.UU e Israel. Hasta la fecha seis centros sanitarios públicos pública y muchos de centros privados cubren el costo para el examen en Alemania. Esto hace que el servicio de las EMT esté disponible de forma gratuita para los aproximadamente 5,5 millones de mujeres en este país. Les dejo con el video (en inglés) del proyecto.