lunes, 26 de octubre de 2015

Y ya van 500.000


Hace ya unos cuantos días superé la barrera psicológica de las quinientas mil visitas. Ese número se ha conseguido en algo menos de tres años sobre una temática básica, el cáncer, en torno a la cual siempre busco un lugar para la necesaria esperanza. Lo de menos es pensar que son muchas (para mi lo son), porque lo verdaderamente importante de todo esto es poder establecer un puente sólido entre el médico y el enfermo. Creo haber conseguido gran parte de ese objetivo.

No es fácil mantener un blog, lo puedo asegurar. Requiere de constancia, paciencia y determinación, amén de alguna dosis de "inspiración". Compaginarlo además con otras obligaciones diarias se hace, a veces, tremendamente difícil y cuesta arriba. Hay que recoger una idea o un mensaje, pensarlo bien, madurarlo y finalmente escribirlo. No quiero "postear" cualquier cosa, prefiero apostar por la calidad de las entradas al blog. Una tarea que requiere tiempo y sosiego. Como los buenos caldos hay que dejarlos hacer a fuego lento, catarlos y rectificarles el sabor si es necesario. Y así una y otra vez con cada post, con cada imagen y con cada video escogido. Repaso varias veces todo hasta darle al emocionante botón de "publicar". 

Cuando las musas se han "olvidao" de mi porque andan de vacaciones, como diría el gran Serrat, echo mano de mis borradores en barbecho. Investigo, leo sobre el tema o simplemente trato de poner y seleccionar palabras concatenadas a mis pensamientos o a los pequeños relatos inspirados en historias reales cotidianas. Las musas andan por doquier, a veces, donde menos te lo esperas y conviene estar al acecho.

Espero seguir escribiendo. Escribir es un ejercicio mental que me mantiene despierta, me ayuda a canalizar la ciencia con conciencia y me da, por qué no, una cierta satisfacción personal. Cuando echo la vista atrás y me releo, soy consciente de lo mucho que he aprendido en este camino. He aprendido de leer a otros muchos bloggers, de inspirarme en ellos, de compartir ideas, buscando eso sí un estilo propio y personal. 

Gracias a todos los seguidores que día a día visitan, leen este blog, me animan a continuar y no desfallecer. Para celebrarlo les dejo con esta magnífica y nueva canción de Adele: "Hello".