viernes, 30 de enero de 2015

#2MIR15



Mañana sábado 31 de Enero se celebra la convocatoria del examen MIR 2015. Es, sin duda, un día muy especial para los 12.346 licenciados que se presentan compitiendo por 6.102 plazas convocadas por el Ministerio de Sanidad. Expectación, nervios y ganas de que pase ya, son muchas de las sensaciones que se mezclan en ese día. Una vez realizado, uno respira aliviado y se comenta la jugada con otros compañeros. Luego está la espera de los resultados provisionales, las impugnaciones a las preguntas mal formuladas o incorrectas (siempre hay alguna), para pasar ya al resultado definitivo. Con él te dan un número de orden a partir del cual puedes escoger especialidad y hospital donde formarte en una inmensa lista que te proporcionan. Esperas hasta llegar tu turno, escoges y le das a la tecla ENTER. ¡YA ERES UN MIR! (Léase: Médico Interno Residente)



Ha llovido mucho desde que yo me presenté al MIR, a finales del año 1990. Pertenezco a la generación del "baby boom" y en el año que acabé mi carrera había licenciados de Medicina a patadas. Aproximadamente nos presentábamos unos 25.000 aspirantes para unas tresmil y pico plazas. Haciendo cuentas sólo uno de cada cuatro licenciados conseguía una ansiada plaza, así que los otros tres se quedaban en la cuneta hasta el año próximo. Acabé la carrera en Junio y convocaron el MIR tan sólo tres meses después. Poco tiempo para prepararlo, es cierto, pero quizá contaba con la ventaja de tener los conocimientos muy frescos. Fueron tres meses de encierro "monacal" y de estudio intenso, dejándome las pestañas en mis apuntes y repasando las fotocopias de los exámenes de años anteriores con sus preguntas y respuestas de elección múltiple, cogiéndole poco a poco el tranquillo. Pensad que entonces no existía ni internet, ni los teléfonos móviles. 

Me presenté al examen sin mucha presión, pues con tan poco tiempo para preparármelo me dije a mi misma que no perdía nada por intentarlo y si no salía pues tenía un año por delante para estudiar y sacármelo. Estar tranquila y pensar que la suerte estaba echada fue un punto importante para no agobiarme demasiado en el examen. Salí contenta y satisfecha por el esfuerzo realizado. A los pocos días salieron los resultados, corregí mi examen y no me podía creer que podía estar dentro de los aspirantes a MIR. Fue un regalo inmenso. Luego vinieron los resultados definitivos que me favorecieron, adelantando unos cuantos números. 

A partir de ahí barajé todas las posibilidades. Sabía que quería hacer una especialidad relacionada con el cáncer, pero no sabía a cuál podría optar. Finalmente tras hablar y hablar con muchos MIR comencé a pensar en que la Oncología Radioterápica sería una firme candidata a ser la escogida. La verdad es que poco sabía de ella cuando acabé la carrera, como le ocurre aún hoy en día a muchos estudiantes de Medicina. 

Desde que escribo este blog ya han sido varios los estudiantes de Medicina que se han sentido atraídos por esta especialidad y me lo han verbalizado. Así que a los aspirantes #2MIR15 les expongo unas cuantas características para se contemple a la Oncología Radioterápica como una especialidad médica atractiva:

- Es una especialidad médica muy clínica donde la empatía y el trato humano con el paciente oncológico es fundamental.

- Se adquieren destacados conocimientos en Medicina Interna, Oncología Clínica y Médica, Cuidados Paliativos, Anatomía Patológica, Radiología, Física Médica y Radiobiología entre otros.

- Es una especialidad médico-quirúrgica, pues existe una parte llamada braquiterapia que se aplica en un radioquirófano.

- Somos parte de un equipo interdisciplinar formado por varios y múltiples especialistas que nos reunimos en Comités de Tumores para tomar decisiones colegiadas acerca de la mejor indicación y secuencia de tratamientos en cada paciente.

- Es una especialidad muy dinámica y con múltiples facetas en donde la tecnología forma parte de nuestro hábitat natural, pues necesitamos de ella para administrar los tratamientos que prescribimos.

- Los avances técnicos en estos últimos 20 años han sido espectaculares y quedan muchos por venir con los conocimientos en radiobiología, genómica, inmunología, radiopotenciadores, radioprotectores, etc.

La Dra Almudena Rodríguez nos explica en este video su perspectiva como MIR de Oncología Radioterápica con sus luces y sus sombras.  Una visión clara y certera.

Ánimo y valor a todos los aspirantes de #2MIR15








miércoles, 28 de enero de 2015

Carnaval de Heroínas




El carnaval se va acercando y en él sacamos punta a muchas de nuestras miserias, nos desinhibimos y aprovechamos el disfraz y el sentido del humor como un catalizador absolutamente necesario. Esto se describe en su máxima expresión con el maravilloso ingenio de los conocidos Carnavales de Cádiz y sus famosas chirigotas.

Manuel García Molina cordobés de nacimiento, pero gaditano de alma, ha tenido a bien dedicarme unas palabras y videos a través de los ojos del Carnaval de Cádiz para esas heroínas anónimas y ángeles de la guarda, que son las pacientes con cáncer de mama. Una fórmula de efectos sorprendentes y terapéuticos. Les dejo con sus palabras:

Estimadas Heroínas y Ángeles de la Guarda: 
Este post, que amablemente la Dra. Virginia Ruiz me ha cedido en su blog, me gustaría dedicárselo a las Heroínas y Ángeles de la Guarda que todos los días luchan sin descanso por lo único que en este mundo se merece pelear: LA VIDA 
En la historia del Carnaval de Cádiz han sido muchas las ocasiones que os hemos homenajeado, pero totalmente insuficientes para lo que os merecéis. Son vuestras  esperanzas convertidas en musa lo que ha hecho que muchas noches cogiésemos un lápiz y un papel. 
Me gustaría hacer un pequeño repaso por aquellas agrupaciones, que desde este sur lleno de pasión y compromiso llamado Andalucía, nos han recordado vuestra batalla. 
“La mujer es la mujer,  
una patria sin bandera,
la mujer es madre de las madres
 de los hombres que han nacío” 
Juan Carlos Aragón
En un primer momento se puede pensar que el Carnaval no es el foro perfecto para recordar vuestra contienda, pero es exactamente el reino de nuestro Dios Momo donde mejor podemos rendiros un homenaje aquellos que estamos enamorados de esta musa esquiva llamada Carnaval. 
En cada pisada por las calles de Gades se nos presenta la oportunidad de recordar la lucha y la libertad en mayúsculas, aquel liberalismo que convirtió a Cádiz en cuna de las libertades y madre de la Constitución, hoy se nos presenta en vuestro caso como un ejemplo de lucha por la vida. Hay algo más que valiente para luchar por la vida y en consecuencia por la libertad. 
Cádiz y Andalucía os homenajean en cada suspiro, en cada canto y en cada tipo o máscara. Nuestras voces y nuestros sentimientos se plasman como vientos huracanados en nuestras letras, como ejemplo de las mismas me animo a recordar a la Chirigota "Los Protagonistas" que os dedica un pasodoble llamado "Voy a ponerme este pañuelo"
"Doctor, que este pañuelo en la cabeza  
lo llevaré con tal dignidad y valentía,  
pa' que sepan bien por la calle 
que conmigo no hay quien pueda,
ya se convirtió en mi bandera,  
en mi bandera, 
¡en mi bandera! 





Pero no solo Don Enrique García Rosado alias “Quique Remolino” se ha atrevido a cantaros sino muchos grandes autores insignes de nuestro carnaval como Don Antonio Martin, Don Tino Tovar, Don Pedro Serrano, Don Juan A. Diaz y muchos más que seguro que mi desmemoria me impide reseñar han compartido con vosotras nuestro aliento.
Para terminar, quisiera reflejar que el Carnaval representa el final del Invierno y el llamamiento a la Primavera o lo que es lo mismo el ocaso de una época fría y oscura convertida en otra llena de esperanza. El renacimiento de la Naturaleza, al cantar de los pájaros y la bienaventurada vida que todo lo fluye. 
Vosotras y vuestr@s Ángeles de la Guarda sois ejemplo del incansable amor por la Vida en definitiva sois unas enamoradas de la ella sin remedio. 
Por lo que os animo este año a llenaros de los versos alocados  y gritar con toda vuestras fuerzas:
"Porque he apredido a vivir, vivir, vivir, vivir
Ahora si sé disfrutar,
cada segundo que vivo lo valoro mucho más
porque he aprendido a vivir, vivir, vivir, vivir
Me quedo en la eternidad
porque se me hacen eternos to' los besos que me da'"

Chirigota “Ricas y Maduras”

https://www.youtube.com/watch?v=ltinXSLVmS4




Para acabar la Chririgota  De Nuevo en el Mercado” del año 2012 de Don Juan Antonio Díaz y Don Daniel Amaya con "Mujeres de Alta Clase Social que van al Mercado"

¡Suerte Heroínas!





lunes, 26 de enero de 2015

Peregrinaje hacia radioterapia




Hace unos días salía a la luz en las páginas centrales del semanario "Interviú" un reportaje sobre radioterapia y las promesas rotas del cáncer que nada tenía de erótico-festivo, aunque este sea éste su clásico reclamo de portada. De todos modos, viendo los déficits y problemas que a diario sufrimos médicos y pacientes, no descarto que algún día haya que hacer un "Full Monty" o iniciativa similar para llamar la atención.

Este semanario ya se había hecho eco en ediciones anteriores de los problemas que presentan a diario los pacientes que acuden a radioterapia en el territorio español, bajo el título de "El peregrinaje hacia la radioterapia" y "Los vuelos del cáncer". En los tres artículos hay un denominador común que no es más que explicar todas las penalidades que sufren nuestros pacientes para poder llegar a tiempo a darse sus sesiones de radioterapia. 

Un tratamiento estándar de radioterapia puede durar entre cinco y siete semanas según el caso. Si existen averías, revisiones de máquina programadas, festivos múltiples o toxicidades que obliguen a interrumpir el tratamiento puede que el tiempo se alargue. Cada sesión de radioterapia dura aproximadamente unos 15 minutos de media. Habitualmente son tratamientos que pueden aplicarse de forma ambulatoria y permiten a los enfermos hacer una vida relativamente normal tras cada sesión.

Visto así, parece sencillo y llevadero, pero hay una realidad detrás en la que quizá no reparamos con la suficiente conciencia. Si el paciente vive en la ciudad donde está el equipamiento de radioterapia no tiene mayor problema en acudir todos los días al hospital. Sin embargo, cuando el paciente vive en un pueblo perdido, sin apenas transporte público y a kilómetros del centro que se le ha asignado por el Servicio de Salud de su Comunidad Autónoma, las cosas se complican. El paciente, al menos eso ocurre en Castilla y León, se ve obligado a ser transportado en una ambulancia colectiva que recoge a pacientes de la zona, los trae al Servicio de Oncología Radioterápica y cuando todos los pacientes de esa ambulancia han acabado el tratamiento los devuelve a sus domicilios. Y así día tras día. Muchos se levantan a las 4 o 5 de la madrugada y llegan a su casa por la tarde. Llegan a su casa sin ganas de hacerse la comida ni de comer, mareados o exhaustos. Algunos hacen hasta 400 km diarios, pues en Burgos tratamos a pacientes de la provincia de Burgos, Palencia y Soria. Una extensión geográfica muy amplia, con malas carreteras en algunos casos o condiciones climáticas muy adversas en invierno como la nieve y el hielo. Desde que estoy aquí recuerdo al menos tres accidentes de tráfico en este peregrinar, con mayores o menores consecuencias. 

Lo que creo que los gestores no reparan es que algunos de estos pacientes tienen Servicios de Oncología Radioterápica a menos kilómetros o mejor comunicados, por lo que si en lugar de hacer una distribución del flujo de pacientes en función de la provincia o Comunidad Autónoma donde reside el paciente se hiciera por cercanía del centro hospitalario a su domicilio el confort del paciente ganaría muchos enteros. Por poner un ejemplo, un paciente de Miranda de Ebro tiene a veinte minutos el Hospital Txagorritxu de Vitoria y a una hora o más (dependiendo del itinerario por carretera nacional o autopista de pago) hasta Burgos. Lo mismo ocurre con algunos pueblos de Palencia como Venta de Baños que tienen Valladolid a 30 minutos y Burgos a 1 hora, por no hablar de los pueblos limítrofes con otras comunidades o los pueblos de montaña. Esto es especialmente dramático para pacientes con un estado general deteriorado, pluripatológicos o muy mayores. En algunos casos nos vemos obligados a ingresarlos en el Hospital para que puedan cumplir con el tratamiento. Los oncólogos radioterapeutas intentamos hacer cada vez más tratamientos hipofraccionados en mama (mayor dosis por fracción con el mismo efecto y menor duración global del tratamiento) y otras patologías donde es posible hacerlo. La Asociación Española Contra el Cáncer dispone de pisos de acogida para estos pacientes, pero no es siempre una opción disponible y se requiere que los pacientes estén en todo momento acompañados. 

En el mencionado artículo apuntado arriba se hace referencia a las promesas electorales sobre la puesta en marcha de Servicios de Oncología Radioterápica en varias localidades como en Palencia donde son tratados en el Hospital Universitario de Burgos donde yo trabajo, en Segovia que son tratados en Valladolid, en Ceuta donde tienen que cruzar el Estrecho para tratarse en Algeciras, los vecinos de Melilla que deben ir al Hospital Carlos Haya de Málaga o los pacientes de Ibiza y Menorca que deben trasladarse al Hospital de Son Espases en Palma de Mallorca. El número de habitantes de dichos lugares probablemente lleve al argumento de que si se crearan allí Unidades de Oncología Radioterápica, éstas no serían rentables. Pero quizá no haya que verlo todo desde un punto de vista estrictamente económico. Hay que ver lo que se ahorra en transporte y en calidad de vida de los enfermos oncológicos que ya sufren de por sí demasiados contratiempos. Debería ser un compromiso ético con el paciente. Si lo pensamos bien tampoco es rentable investigar sobre tumores infantiles, sobre enfermedades o tumores raros y no por ello se ha de dejar destinar recursos a estos grupos de pacientes más desfavorecidos. Si se trabaja a medio gas en estas instalaciones periféricas, ¿se ha pensado por ejemplo rentabilizarlas con un en destino como la investigación e irradiar por ejemplo cultivos celulares para estudios radiobiológicos que son necesarios?

La sanidad española se ha vanagloriado siempre de ser modélico y universal, pero tengo la extraña sensación de que desde que se ha disgregado por Comunidades Autónomas las diferencias empiezan a ser ya demasiado notorias. Porque si somos todos "hijos de un mismo Dios" y pagamos todos nuestros impuestos para una caja común ¿por qué no recibimos la misma atención sanitaria en función del lugar de residencia?

Canción de Macaco: Hijos de un mismo Dios.





miércoles, 21 de enero de 2015

Su última maratón




Este hombre llevaba toda la vida corriendo, una vocación de la que vivía y que le había dado, según el mismo presumía, más de mil medallas. A sus 95 años, Emiel Pauwels, el atleta más longevo del mundo, sólo pensaba en nuevas metas. Y la perspectiva de tener que renunciar a ellas por un cáncer de estómago le quitó las ganas de seguir. Y no pensaba sólo en el atletismo. Así que cuando este belga nonagenario supo que la enfermedad le obligaría a cambiar de vida, decidió acabar su carrera más larga. Él, que tantos retos había afrontado desde los 14 años, optó por acogerse a la eutanasia. Murió tras solicitar una inyección letal (permitida en su país de origen, Bélgica) tras despedirse por todo lo alto.

La historia de Emiel Pauwels encierra una mezcla de miedo a la enfermedad y valentía ante la muerte que le llevó a tomar un camino inimaginable en casi cualquier otra parte del mundo.  “Para nosotros ha sido una cuestión sencilla que hemos discutido juntos”, explica con serenidad Eddy, su único hijo. Cuando se le pregunta si ha sido duro aceptarlo, asegura haber estado “al cien por cien junto a su padre” en esta elección, que no duda en calificar de valiente.

Desde Brujas, donde tiene su domicilio, el hijo de Pauwels explicó los motivos: “Era el fin de su carrera como atleta, ya no podía correr más y entonces decidió acabar con su vida. Correr era muy importante para él”.

Pauwels, con sus medallas, delante de su hijo, Eddy; sus sobrinas Ingrid (izquierda) y Josiane, y el marido de esta, Roger; en la reunión familiar la víspera de su muerte. Fuente: Diario El País.

Tanto o más que el recurso a la eutanasia, la historia conmueve por la forma que tuvo Pauwels de decir adiós a la vida. En lugar de vivir el proceso de forma lacrimógena, el atleta abrió las puertas de su casa en los últimos días a todo el que quisiera pasar a despedirse y coronó el adiós con una fiesta el pasado lunes, un día antes de la muerte, rodeado de las 20 o 30 personas más queridas, entre ellas su hijo. Brindó con champán y lo consideró “la última travesura” de su trayectoria.

La fiesta se convirtió en una auténtica oda a la vida. “No lloréis por mí”, dijo a sus allegados, con los que quiso fotografiarse para dejar constancia del momento. “Esas lágrimas me ponen triste. Sed felices, como yo. Toda la gente a la que quiero está hoy aquí. Solo por mí. Por eso puedo ser feliz”, recordó a los asistentes. Y concluyó: “Ha sido la mejor fiesta de mi vida”.

Esa manera tan heterodoxa de celebrar la muerte ha sorprendido a los propios belgas, acostumbrados a vivir la eutanasia como un derecho del paciente cuando se enfrenta a una enfermedad terminal. Era el caso de Pauwels, aunque con matices. El cáncer que le habían detectado en noviembre, justo después de haber conseguido un oro en la Copa del Mundo 2013 celebrada en Brasil, amenazaba con postrarlo en una cama hasta su muerte. Los médicos le auguraban una buena recuperación y por eso lo habían animado a operarse. Pero la hipótesis de pasar al menos 20 días en el hospital fue demasiado para él, explica Bert Heyvaert, periodista del diario belga De Standaard, que lo entrevistó poco antes del fallecimiento. “No quería sufrir a los 95 años. Además, ya me estaba sintiendo bastante enfermo y no sabía si podría seguir llevando la misma vida después de la operación. Así que decidí hacer los papeles para la eutanasia”, le confió a este periodista.

En Bélgica es tradición organizar, tras el fallecimiento de un ser querido, lo que se denomina una mesa de café. Los allegados comparten mantel y recuerdan al fallecido mientras beben café acompañado de algo dulce. Con el paso de las horas, las lágrimas iniciales suelen convertirse en sonrisas al recordar los mejores momentos del difunto. Bert toma la analogía de un experto en eutanasia al asegurar que lo que hizo Emiel Pauwels con la fiesta en su domicilio fue “organizar su propia mesa de café en vida”.

El atleta belga, que seguía ganando a los 95 años, recurre a la eutanasia. “Sed felices como yo”, pidió a sus amigos

La peripecia de Pauwels resulta, en todo caso, poco representativa de la eutanasia tipo en Bélgica. De las más de 1.000 que se realizan anualmente en el país (el 1% del total de fallecimientos, con un importante incremento en los últimos años), una mínima parte se ajusta al patrón de Pauwels: ancianos que consideran haber vivido lo suficiente y prefieren marcharse antes de enfrentarse a una enfermedad sobrevenida. “Tres cuartas partes de los enfermos que piden someterse a la eutanasia sufren enfermedades muy graves, en fase terminal. Hay muy pocos casos que coincidan con el perfil de Pauwels, nonagenario con un cáncer provocado por su edad”, argumenta Marc van Hoey, presidente de la asociación Right to Die (Derecho a Morir) en Bélgica. Este médico, con más de 20 años de experiencia a sus espaldas, insiste en que el proceso es muy estricto y que los profesionales se aseguran de que todas las eutanasias practicadas sean legales.

Bélgica es uno de los países más avanzados en la regulación de la eutanasia (solo Holanda, Luxemburgo y Suiza la contemplan también en Europa). La ley se aplica desde 2002 para adultos que hayan expresado la voluntad de morir al experimentar un sufrimiento físico o psíquico que no se puede aliviar. 

Antes de llegar a un estado terminal, Emiel Pauwels eligió morir como había vivido: rezumando energía. La misma que exhibía en la carrera que disputó en San Sebastián, cuando resultó ganador en 60 metros lisos. Y con un sentido del humor del que hacía gala al aludir, casi hasta el último momento, al interés que despertaba en las mujeres por sus proezas deportivas.

Esta historia puede parecernos comprensible dado que Pauwels había completado su ciclo vital con creces y cumplido su sueño de correr hasta el final de sus días, sin entrar a valorar el debate moral que evidentemente se nos plantea y que aquí no entro a juzgar. Mi intención es realizar un sano ejercicio mental para tomar conciencia de la levedad de la vida y de cómo nos gustaría a cada uno que fueran esos últimos días si supiéramos su fecha de caducidad. 

Hace pocos meses los medios de comunicación se hicieron eco de otro caso, el de Brittany Maynard, una joven estadounidense de 29 años afecta de un glioblastoma multiforme que decidió libre y conscientemente el momento de poner fin a su enfermedad y todo lo que ella le conllevaba, a través de un mismo procedimiento legal en un estado de su país. Ella es la otra cara de la misma moneda, un contrapunto, pues era una mujer joven a la que le quedaban muchos sueños por cumplir y que no había acabado con su previsible ciclo vital, pero que al igual que Emiels tenía muy claros los motivos por los que decidía limitar el esfuerzo terapéutico y no continuar. En nuestro país creemos que unos buenos y esmerados cuidados paliativos mitigan el sufrimiento de ese proceso natural que a todos nos llegará en su momento. A nivel bioético a nadie se nos escapa la duda que se nos plantea y nos surge. Son muchas cuestiones aún por resolver y reflexionar. Brittany responde a esta cuestión según su testimonio y sus propias palabras:

"Mi sueño es que cada enfermo terminal tenga la elección a morir en términos de su propia dignidad"

lunes, 19 de enero de 2015

Los e-Pacientes merecen e-Doctores




Los e-pacientes merecen e-doctores porque cabe atender las necesidades de ambos para hacer una mejor asistencia sanitaria para todo el mundo.

Todos merecemos una oportunidad para estar sanos. Los médicos, por supuesto, se centran en ayudar a los pacientes. Por desgracia, a menudo vemos que las frustraciones de los pacientes con el sistema sanitario se proyectan hacia los médicos.

Mientras tanto, los médicos nos encontramos ante una creciente presión en múltiples frentes. Sí, somos imperfectos, pero poniendo en el ojo de mira la ira del paciente hacia los médicos no se resuelven los problemas que todos enfrentamos como seres humanos que, en algún momento, necesitaremos atención. (Nota: Estoy usando el término "médicos" como un ejemplo para esta reflexión, pero estas observaciones se pueden aplicar a todos los profesionales de la salud).

Los pacientes necesitan médicos. Los médicos necesitan a los pacientes. Vamos a encontrar una manera de valorarnos ambos.

Los pacientes merecen estar empoderados

La salud es algo más que no estar enfermo. La definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) pone toda la gama de necesidades de los pacientes en primer lugar: "La salud es un estado de completo bienestar físico, bienestar mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades".

¿Cómo pueden los pacientes alcanzar el estado de salud que se merecen? Sólo si están empoderados. La "e" en e-paciente puede significar muchas cosas, pero si la salud es un derecho humano básico, entonces el empoderamiento es la única "e" que garantiza ese derecho.

Estar empoderado significa ser capaz de satisfacer ciertas necesidades fundamentales, los que necesitan estar en su lugar antes de que podamos tomar decisiones informadas precisas acerca de la salud. Esto es lo que necesitamos para el empoderamiento:

Jerarquía de las necesidades del paciente:

1.- Necesidades físicas o fisiológicas:
- Nivel de conciencia
- Nutrición
- Nivel de dolor
- Descanso
2.- Necesidades del entorno:
  • Seguridad:
- Protección
- Condición no crítica
- Atención de calidad 
  • Soporte:
- Cuidadores
- Personal sanitario
- Amigos
3.-  Necesidades personales:
  • Desarrollo personal:
- Conocimiento
- Habilidades
- Valores
- Amor propio
  • Empoderamiento:
- Comprometido con la toma de decisiones compartida.
  • Tiempo 















Imagen de: Matthew Katz

La autonomía no es absoluta

Empoderamiento no es lo mismo que la autonomía. La verdadera autonomía es la capacidad de hacer una gestión libre independiente. A veces no tenemos el lujo del tiempo o el dolor puede colorear nuestra perspectiva. Los seres queridos a menudo pueden tener una fuerte influencia sobre nuestras decisiones. Los seres humanos son por naturaleza sociales,  no verdaderamente independientes.

A veces no estamos de acuerdo con los profesionales de la salud. Aún cuando los médicos o enfermeras quieran ayudar, su experiencia o preocupaciones éticas pueden evitar que se nos dé lo que queremos o necesitamos. Los pacientes son inherentemente vulnerables.

Además, mientras más personas puedan estar involucradas en la toma de decisiones compartida o incluso conduzcan el proceso, no todos los pacientes quieren una autonomía completa. Las preferencias en la toma de decisiones del paciente pueden variar, dependiendo de muchos factores. No es razonable insistir en que los pacientes tengan la absoluta toma de decisiones si quieren recibir orientación o dirección de sus médicos.

Los pacientes merecen tener el acceso, la dignidad y la oportunidad de participar en la toma de decisiones, pero esto no conduce automáticamente a la satisfacción. En nuestro deseo de control, algunas de nuestras elecciones pueden en realidad hacernos daño. En lugar de estar enfadado con los médicos y tomar nuestras frustraciones contra ellos, sugiero que reconozcamos y exploremos los puntos en común que pueden ayudar a los pacientes y médicos por igual.

Los médicos son pacientes también:

Cuando estamos enfermos, entendemos a los que sufren y necesitan ayuda. Los enfermos serán legítimamente atendidos por los médicos. Lo que a menudo olvidamos es que aquellos que nos ayudan también pueden estar luchando con problemas de salud.

Si bien los datos sugieren que los médicos se encuentran cada vez mejor de estado de salud que la población general cuando se trata del tabaco y la obesidad, los médicos tienen índices cada vez más altos más de burnout y suicidios. Múltiples encuestas muestran que muchos estudiantes de medicina y médicos pueden tener pensamientos suicidas, con un estudio que estima que hasta un 24% de los médicos han pensado en quitarse la vida en algún momento.



Los médicos no se han hecho fácilmente a sí mismos. Las expectativas excesivamente altas de alcanzar una era diferente y una tendencia a internalizar las tensiones en lugar de buscar ayuda, puede conducir al desgaste, a la desesperanza y a hacernos daño. El acceso a la medicación también hace que el abuso de sustancias pueda ser un problema particular en algunas especialidades.

Múltiples factores contribuyen al agotamiento del médico, a la depresión y al deterioro. No podemos resolverlos o eliminarlos a todos, pero los e-pacientes quisieran tener médicos sanos y bien. Los médicos saludables son más accesibles, escuchan mejor, y son más capaces de dedicar tiempo a los pacientes. Como un pequeño subgrupo de pacientes, los médicos merecen salud mental y física para garantizar que puedan estar allí cuando los necesitemos.

Entonces, ¿qué necesitan los médicos para el empoderamiento?

Los médicos también tienen una jerarquía de necesidades

Los sanadores necesitan fundamentalmente estar sanos como los pacientes. Entonces, necesitan las mismas características personales, de formación y de apoyo para estar en mejores condiciones de hacer su trabajo, ayudar a los pacientes.

Jerarquía de las necesidades de los médicos:
  • Salud física y mental
  • Integridad, diligencia, empatía, inteligencia, educación, flexibilidad
  • Recursos de formación y entrenamiento
  • Desarrollo de competencias y habilidades
  • Ambiente de trabajo seguro
  • Equipo de trabajo coordinado
  • Herramientas adecuadas


Con la salud y las características virtuosas como base del éxito, los médicos pueden ganar el derecho a la confianza de los pacientes y sus cuidadores, así como de la sociedad en general. Este modelo reafirma la relación médico-paciente y alinea a los pacientes con los médicos.

Por lo que es mejor para todos
Todos estamos insatisfechos con un sistema de atención sanitaria poco saludable en un mundo que cambia muy rápidamente. Capacitar a los pacientes y a los médicos asegura que pueden trabajar juntos. Las nuevas tecnologías y las pruebas complementarias no son soluciones, son sólo herramientas. Si los pacientes y los médicos no se animan por sí mismos, otras partes interesadas (por ejemplo, hospitales, compañías de seguros, industria) pueden inconscientemente empeorar las cosas.

Pensándolo bien, los pacientes, los cuidadores y los médicos deberían estar juntos. Incluso cuando no estamos de acuerdo, podemos respetar nuestras diferencias mientras trabajamos para lograr soluciones, tanto en la clínica como para el sistema de salud.

Los dos tenemos mucho que aportar a la mesa. Los pacientes empoderados son más capaces de colaborar. Los médicos empoderados son más capaces de adaptarse a cada una de las necesidades de los pacientes y comunicarse bien para construir confianza. Nos necesitamos unos a otros. Y si nos apoyamos mutuamente, todo el sistema de salud será el mejor en si mismo.

Artículo de traducción libre extraído de la página web de la Clínica Mayo sobre Social Media Health NetworkEl autor es el Dr Matthew Katz, que ha sido miembro del Consejo Asesor Externo del Centro de Medios de Comunicación Social de la Clínica Mayo y es miembro de Platino en la Red de Social Media de Salud.

He confeccionado estos dos videos explicativos en español e inglés a modo de resumen y conclusión de lo expuesto en este post. Espero transmitir con este mensaje la necesidad de construir un modelo de relación médico-paciente deliberativo que nos haga crecer a ambos.

viernes, 16 de enero de 2015

La magia de las pequeñas cosas



Percatarse de las pequeñas cosas en la vorágine de una vida cotidiana, sin grandes sobresaltos puede ser una tarea imperceptible. Cosas simples como salir a la calle, sentir el aire en la cara, pasear, ver el mar o un paisaje nevado, contemplar una flor o una sonrisa, tomar un café y hablar distendidamente con un amigo pueden resultar pequeños milagros de la vida para muchas personas.

Es habitual oir que no valoramos las pequeñas cosas hasta que las perdemos: la pérdida de autonomía personal por accidente o enfermedad, la ruptura o pérdida de un amigo o un ser querido, la pérdida del hogar por el motivo que sea, etc. En el momento que un hecho de estas características te sucede, tu vida se transforma, la perpectiva cambia, gira y las cosas que considerabas importantes cuando estabas bien, se convierten en irrelevantes. Es entonces cuando aparece la magia de las pequeñas cosas.

Hace pocos días me enviaron este video experimental de Dulcineastudios para la AECC. Se escogieron un grupo de personas jóvenes y sanas de la calle y las sentaron al lado de jóvenes con cáncer o sus familiares. Ellos no podían verse entre ellos, se encontraban separados por un biombo. Se les planteó a ambos la misma pregunta: ¿Qué os hace felices? ¿Si pudieras pedir un deseo, cuál sería? La diferencia como pueden comprobar no deja indiferente al espectador que llega a sobrecogerse de emoción al escucharlos. 

Al final reflexionas y aprendes a darte cuenta que lo pequeño es siempre lo más importante. Eso es lo que vale verdaderamente la pena: las cosas diminutas que causan emociones gigantescas. 

Oigamos las voces de estos jóvenes con cáncer y sus familiares, sus respuestas nos hará cambiar el prisma con que miramos la vida.




miércoles, 14 de enero de 2015

Tests genómicos de segunda generación: Endopredict y Prolaris






Hace ya algún tiempo, hablé de dos tests genómicos en cáncer de mama Mammaprint y Oncotype que se están poco a poco implementando en la práctica oncológica habitual y que representan un cambio de paradigma en el tratamiento de cáncer de mama, ya que son tests predictivos que nos ayudan a tomar decisiones sobre la conveniencia o no de dar un tratamiento adyuvante como la quimioterapia. De hecho una institución del prestigio de NICE (National Institute for Health and Care Excellence) del Reino Unido admite la recomendación de realizar un Oncotype DX antes de tomar la decisión terapéutica de dar quimioterapia en sus guías de tratamiento del cáncer de mama infiltrante con receptores hormonales positivos.

Hasta ahora nos servíamos de la información obtenida por la anatomía patológica de la pieza del tumor y sus ganglios para obtener una serie de parámetros que se denominan factores de riesgo. Estos factores de riesgo se recogen de estudios realizados sobre pacientes de similares características y ver su evolución clínica. Además el patólogo nos da también otra información pronóstica a través de estudios denominados inmunohistoquímicos que determinan si un tumor sobrexpresa receptores hormonales de estrógenos y progesterona y el antígeno HER2 que nos permite aún más clasificar a las pacientes en subgrupos pronósticos y que en consecuencia derivarán a diferentes tipos de abordaje terapéutico personalizado.

La información obtenida por el patólogo es muy importante, incluso clave para las decisiones terapéuticas del clínico. Sin embargo en su visión bajo el microscopio lo que observa es un "fotograma" de la evolución tumor, no ve la "película" entera. Es decir, el patólogo sólo nos puede dar indicios de cómo acabará la película, pero con algunas incertidumbres en su desenlace. Los tests genómicos, estudian el genoma del tumor, donde se contiene toda la información del relato evolutivo del tumor y es por ello que reciben el nombre de tests predictivos. De este modo, con estos tests conseguimos una información de la que no podíamos disponer hasta ahora, cambiando completamente el modo de tratar a nuestros pacientes. Así, si el test nos dice que el riesgo de ese tumor concreto para desarrollar metástasis es bajo no administraremos quimioterapia.

Tanto Mammaprint como Oncotype DX son tests validados de primera generación y que deberían utilizarse por lo menos en los casos de riesgo intermedio donde existen incertidumbres acerca de la convenencia o no de dar quimioterapia a una paciente.

Pues bien, ahora se está desarrollando EndoPredict® como un test genómico de segunda generación para las pacientes con cáncer de mama con fenotipo luminal A, es decir con receptores hormonales positivos y HER2 negativo (el grueso heterogéneo de pacientes con cáncer de mama)

Usando un procedimiento especialmente desarrollado, EndoPredict proporciona a los médicos información para idear planes de tratamiento personalizados para sus pacientes con cáncer de mama. El formato de kit de prueba EndoPredict es una plataforma ideal para su uso por los patólogos clínicos que deseen realizar pruebas en sus propios laboratorios. (No hay que enviar las pruebas a un laboratorio extranjero externo). El método se basa en el análisis de los genes tumorales en combinación con los factores pronósticos clásicos del estado ganglionar y el tamaño tumor. En contraste con los tests de primera generación, EndoPredict detecta la probabilidad de metástasis tardías (es decir, la formación de metástasis después de más de cinco años) y por lo tanto puede guiar las decisiones de tratamiento para la quimioterapia, así como la terapia hormonal extendida. En consecuencia, las decisiones de terapia respaldados por EndoPredict confieren un alto nivel de confianza en el diagnóstico. EndoPredict ha mostrado valor para predecir con precisión la progresión de la enfermedad específica del cáncer y la metástasis en varios estudios de resultados clínicos con más de 2.200 pacientes. Endopredict es una apuesta de futuro para el tratamiento del cáncer de mama. Deberemos estar atentos a sus avances para ver la viabilidad de su implantación en la práctica clínica, pues se atisban algunas ventajas relevantes respecto a sus predecesores.







Para el cáncer de próstata se ha desarrollado el test denominado Prolaris®, una prueba genómica desarrollada para ayudar a los profesionales sanitarios en la predicción de la agresividad del cáncer de próstata, en conjunción con los parámetros clínicos como la puntuación de Gleason y el PSA .

Prolaris® es el primer test pronóstico que ofrece una medida directa de la biología molecular del cáncer de próstata de un paciente individual. Mediante la medición de los niveles de expresión de genes involucrados en la proliferación de células de cáncer, Prolaris® es capaz de predecir con mayor precisión agresividad de la enfermedad .

Prolaris® ha demostrado ser el único parámetro pronóstico más clínicamente significativo de los resultados en el momento del diagnóstico. La prueba proporciona información adicional única que se puede combinar con factores clínicos estándar para que una predicción más precisa sobre la agresividad del cáncer de próstata de un paciente. Prolaris ha sido ampliamente validado a través de múltiples cohortes de pacientes en ambos escenarios pre y post-tratamiento .

Prolaris® es una herramienta de estratificación de riesgo, diseñada para medir la agresividad del cáncer de un paciente, para predecir mejor el riesgo de ese individuo de progresión de la enfermedad dentro de los diez años tras el diagnóstico. Puede permitir a los profesionales de la salud definir mejor una estrategia de tratamiento-monitoreo de sus pacientes.

En el tratamiento del cáncer de próstata, Prolaris® actúa como test pronóstico en el momento del diagnóstico y en el entorno posterior a la cirugía :

  • En el momento del diagnóstico, Prolaris® puede ayudar a identificar a los pacientes con cáncer menos agresivo que pueden ser candidatos para la vigilancia activa. Además, Prolaris® puede identificar pacientes que parecen ser clínicamente bajo riesgo, pero que tienen una enfermedad más agresiva que requiere un tratamiento más extenso .
  • En el ajuste posterior a la cirugía, Prolaris® es muy adecuado para su uso en pacientes post-prostatectomía que tienen características de mayor riesgo después de la cirugía para estimar mejor el riesgo de recurrencia de la enfermedad (recidiva bioquímica) y, por tanto, ajustar el nivel de monitoreo o añadir terapia adicional.

Si usted es paciente y tiene dudas acerca de la conveniencia en su caso de estos tests pregunte a su médico

Si usted es médico y desea ampliar información acerca de estos tests, pueden consultar la plataforma en español my Health desk o en inglés Myriad

No quiero despedirme sin agradecer la información y la atención recibida tanto por David Aceituno (creador de my Health desk) como por la Dra Cristina Pérez de Myriad Genetics España.

Información facilitada por la autora de este blog sin ánimo de lucro, sólo con fines puramente divulgativos. 

Les dejo con un interesante y didáctico video explicativo sobre el test Prolaris. 






lunes, 12 de enero de 2015

¿Qué es la e-Salud y qué ventajas nos ofrece?



Salud es, según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aquel estado de completo bienestar físico, mental y social. Es un concepto de definición que va más allá de la ausencia de enfermedad o lesiones físicas.

La e-Salud es la aplicación de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) en aquellos aspectos que afecten a la atención de la salud, incluyendo el diagnóstico, el seguimiento y la gestión de las organizaciones sanitarias. El profesional no es el único beneficiario de estas herramientas, también lo son los pacientes que con independencia del lugar donde se encuentren se fomenta la prevención, el bienestar y la vida autónoma e independiente. Supone sin duda, un ahorro en costes y aumenta además la eficiencia del sistema sanitario. La implementación de la e-Salud contribuye a una mejor calidad asistencial, reduciendo los tiempos de respuesta y diagnóstico de los facultativos, mejorando en consecuencia la efectividad terapéutica e implementación de alertas. Hemos de ser conscientes que esto ya no es futuro, es presente. Estamos en este camino imparable y cabe más aún seguir apostando por esta realidad y mejorar muchas cosas en nuestro país. Ejemplo de ello son las consultas on line y la telemedicina, el control de parámetros fisiológicos y biométricos tomados de forma electrónica, así como la asistencia y atención a pacientes crónicos, mayores o dependientes con la aplicación de toda esta tecnología, la rehabilitación remota puede ser realidad con los dispositivos electrónicos, así como el registro y almacén de datos clínicos electrónicos. Todo lo expuesto no sólo sirve para patologías comunes, también puede aplicarse a la atención oncológica de síntomas menores.

La m-Salud o salud móvil es un subgrupo de la e-Salud y el término engloba a la práctica clínica y en salud pública a través de dispositivos móviles. La "m" que precede al término hace referencia al móvil y a las famosas "apps médicas" que pueden descargarse y en los que se pueden recoger datos de salud, información a pacientes, gestión de citas electrónicas, monitorización de constantes vitales y telemedicina móvil.

Para los ciudadanos de a pie, la Salud ocupa el lugar número uno en el ránking de preocupaciones. El significado de Salud para los pacientes engloba el autocuidado y/o el cuidado por nuestros seres queridos o cuidadores. La e-Salud les permite recibir atención médica y consejo de los profesionales. La Salud no es un interruptor que se enciende o se apaga. No estamos simplemente enfermos un día y sanos al siguiente. Todos nos encontramos en un espectro de salud y cada uno de nosotros es único.

Entonces, ¿para que está la "e" precedeiendo al término de Salud? La "e" proviene de la tecnología electrónica que ya nos resulta familiar en ordenadores, tabletas y móviles a través de internet y los Redes Sociales.

La e-Salud es una mejor atención sanitaria para obtener una vida más saludable a través de la tecnología digital:
  1. Digitalización de los datos de la Historia Clínica Electrónica de forma segura, reduciendo la burocracia y produciendo datos de mejor calidad que pueden ser compartidos para así administrar tratamientos más efectivos. Los tratamientos serán grabados y se enviarán los resultados de las pruebas complementarias de una forma más rápida que antes, mejorando el proceso diagnóstico-terapéutico. Esta información debe ser guardada de forma segura y confidencial, pero nuestros datos deben a su vez poder estar al alcance de otros profesionales que nos atiendan de forma remota y encajándola con nuestros movimientos y nuestras vidas.
  2. Avances en tecnología. La e-Salud nos permite recopilar datos relevantes en los sistemas de Atención Primaria y Especializada. En casa podremos en un futuro recibir consultas por videoconferencia o monitorizarnos 24 horas. Si se produce una emergencia médica se enviará una alerta a los Servicios de Emergencia Médica para trasladarnos al Hospital en caso necesario.
  3. Permite a los ciudadanos responsabilizarse y tomar partido en su propia salud, convirtiéndoles en "smart patients" o pacientes empoderados. La e-Salud promueve el autocuidado, ofreciéndonos información fiable y permitiendo conversaciones con los equipos de atención sanitaria. Se ejerce así un mayor control sobre nuestra propia salud. La e-Salud es un conjunto de herramientas que nos permiten llevar una vida sana. Además la e-Salud es flexible y se ajusta a nuestras ocupadas agendas diarias.  
Y ¿qué será lo próximo?

La e-Salud tiene el potencial de revolucionar la Atención Médica, mejorar de una forma global nuestra Salud y el desarrollo de nuevos tratamientos a través de la colaboración de expertos.

La privacidad es una preocupación habitual, pero la tecnología se ha desarrollado para ser estar seguros y protegidos en este sentido.

La e-Salud nos ayudará a que el futuro de la Salud siga muy vivo.

Aplicado todo esto a la Oncología, la e-Salud puede mejorar la atención al paciente y la coordinación de la atención, especialmente en los pacientes con cáncer que requieren un enfoque multidisciplinar. Los tratamientos en oncología son complejos y pueden dar lugar a nuevas toxicidades. La información a los pacientes y a los cuidadores es un asunto crucial. Los pacientes requieren ser monitorizados y los cuidadores necesitan información en tiempo real. El componente móvil de la e-Salud o m-Salud podría proporcionar respuesta a esta necesidad .

Gran parte del contenido de este "post" ha sido recogido en este interesante video (en inglés) sobre e-Salud.






viernes, 9 de enero de 2015

Veinticinco años no son nada





Nos encantan las cifras redondas: diez, veinticinco, cincuenta, setenta y cinco o cien. Sobretodo cuando de aniversarios se habla. Parece que llegar a esa meta es un premio en si mismo, una especie de insignia que da un cierto empaque con sabor añejo, como el buen vino tinto guardado en barrica. 

En Enero de 1991 inicié mi residencia de Oncología Radioterápica en el Hospital de la Esperanza de Barcelona y por lo tanto en este año cumplo mis bodas de plata profesionales. Quería con este "post" hacer, si me lo permiten, un pequeño homenaje a esos años caminados. Creo que la ocasión lo merece. Porque son años vividos y entregados al trabajo, al estudio, a ayudar y a servir a muchos pacientes que han pasado por el trance de un cáncer. Ha sido y es un enorme privilegio estar al lado de ellos.

Veinte años no son nada, dice el tango de "Volver" de Carlos Gardel. Y veinticinco tampoco, diría yo. Es curioso como el concepto del paso del tiempo se percibe distinto a medida que vas alcanzando una cierta madurez. El tiempo de niña se me antojaba eterno, en la juventud parecía ir a una velocidad de crucero, y en el momento que formas tu propia familia la velocidad con la que transcurre el tiempo es vertiginosa. Sin embargo, veinticinco años son suficientes para recapitular, para tomar perspectiva. siendo consciente de los logros obtenidos y también de los fracasos (que los hubo y de lo que se aprende y mucho) y para seguir adelante en constante movimiento para no perder el equilibrio. Y aprender, no parar de aprender. A veces incluso desaprendiendo lo aprendido para volver a aprender.

Ese camino vivido ha sido un tanto nómada y está plagado de un cóctel de sensaciones, de experiencias y conocimiento que he tratado de relatar a lo largo de esta bitácora. He creído pues oportuno compartir veinticinco años de vida profesional y escribir mi primer libro para celebrarlo. Todavía se encuentra en fase de corrección, pero ya va adquiriendo forma.  Espero y deseo que pueda ver la luz a lo largo de este 2015.

Les dejo con esta bonita versión de "Volver" de Estrella Morente 





miércoles, 7 de enero de 2015

Compromisos con el paciente





Los líderes de comunicación en salud tienen al menos una o dos cosas que decir sobre el compromiso que tenemos los profesionales de la salud con los pacientes. Aprender lo que está en la mente de médicos, investigadores, expertos y otros gurús de la salud es lo que se pone en valor en esta era digital y globalizada.

Estos son algunos de los comentarios más interesantes sobre el compromiso con los pacientes.

1.- "Una cosa parece clara: Los días de los pacientes como receptores pasivos de atención sanitaria se han acabado"

Mike Miliard, jefe de redacción en Healthcare IT News, clave en la formulación de datos inteligentes para el compromiso con el paciente.

2.- "El compromiso con el paciente es la droga tipo "blockbuster" del siglo."

Dr. Farzad Mostashari, ex jefe de la Oficina de la Coordinadora Nacional para la Tecnología de Información en Salud, desde el compromiso con el paciente: De la Nueva Medicina, el "medicamento revolucionario."

3.- "La asistencia médica está en el diálogo con el mundo. Como proveedores de atención en salud, tenemos que hacernos esta pregunta: ¿Qué historias no estamos escuchando?"

Sachin H. Jain, jefe de información médica y de innovación de Merck, sobre lo que se necesita para escuchar a los pacientes.

4.- "Tenemos que ayudar al paciente "on line". Es genial tener datos, pero tenemos que hacer algo con ellos y dar a los pacientes las herramientas que realmente sean útiles para su salud."

Robin Wiener, socio fundador y presidente de Get Real Health, desde Mostashari: el compromiso con el paciente es esencial para una mejor salud.

5.- "El compromiso con el paciente está cada vez más en el centro de la reforma sanitaria, y el logro de la excelencia en los resultados clínicos se ha demostrado que depende de la participación mejorada del paciente."

Lindsey Dunn, editor en jefe del diario de revisiones del Hospital de Becker,  Medición del compromiso con el paciente "una ciencia, no es un arte oscuro".

6.- "Me di cuenta de que a medida que un médico no es más que un invitado en la vida de su paciente, debe reformularse la pregunta de ¿Estoy siendo un buen anfitrión? a la pregunta mágica ¿Estoy siendo un buen invitado? Me esfuerzo por ser un buen invitado en las vidas de las personas"

Kayeh Safavi, MD, JD, director administrativo de Práctica de Salud Global de Accenture, de Q & A con el de Accenture Kaveh Safavi, MD, JD.

7.- "El paciente debe estar en el centro de esta transición. Nuestra lucha más grande no es con el paciente que toma su medicación con regularidad, es con el paciente que no participa en su propio cuidado. La tecnología puede ser el conductor que invita a un paciente con la perspectiva del bienestar"

Stephen Beck, director de información médica en el Mercy Health, del resurgimiento del movimiento e-Patiente.

8.- "No debe ser el pensamiento de la rendición de cuentas y expectativas en nombre de la paciente . El paciente tiene que ser un miembro contribuyente con el equipo que le atiende, no sólo un mero espectador."

Thompson H. Boyd, MD, médico de enlace en el Hospital Hahnemann University en Filadelfia, da la clave de datos inteligente para el compromiso con el paciente.

9.- "Todo el mundo asume que la Medicina es una especie de ciencia blanda, pero podemos medir la activación del paciente de forma tan rigurosa y científica como otras cosas en el cuidado de su salud."

Judith Hibbard, investigador de la Universidad de Política de Salud Grupo de Investigación de Oregon e inventor de la medida de evaluación de la activación del paciente, de cómo los médicos dan notas a los pacientes.

10.- "Los pacientes pasan más tiempo fuera de la consulta del médico que dentro de ella, y tienen necesidades de atención en salud que se presentan fuera de la consulta. Si puedes consultar los resultados del laboratorio en una web o enviar un correo electrónico para preguntar sobre su medicación se ahorra que una llamada de teléfono. Si se puede responder a una pregunta por correo electrónico puede ahorrarle una visita al consultorio"

Daniel Arenas, MD, MPH, un médico del Beth Israel Deaconess Medical Center en Boston, desde El médico le envia un e-mail ahora.

Les dejo con este video sobre la e-salud en España, los logros presentes y las perpectivas futuras de esta apuesta de compromiso con el paciente. 



lunes, 5 de enero de 2015

A mis queridos, queridos Reyes Magos.





En España, la Navidad y los regalos no concluyen hasta que se celebra la festividad de la Epifanía ante los Reyes Magos de Oriente el día 6 de enero. Según la tradición, los tres Reyes Magos son Gaspar, Melchor y Baltasar vinieron en camello desde el lejano Oriente y fueron orientados por una estrella-cometa brillante para adorar a la primera manifestación de Jesús como niño, ofreciendo tres regalos simbólicos: oro, incienso y mirra. 

Aunque muchas familias celebran los regalos el día de Navidad, el día de Reyes sigue siendo una de las más importantes tradiciones. Previamente los niños escriben y envían una carta de deseos a los Reyes Magos. En este día de hoy, popularmente conocido como la Noche de Reyes (de la noche del 5 de enero al día 6 de enero) salen a la calle en muchas ciudades y puebos las populares cabalgatas, arrojándose caramelos a los niños y ellos lo viven como un acontecimiento único y mágico. Antes de irse a dormir temprano, hay que dejarles a sus majestades algo de comer y beber (normalmente algún licor o vino, o dulces) y a sus camellos. Los platos al día siguiente aparecen vacíos. También antes de irse a dormir, se coloca un zapato de cada persona de la casa en fila, y los reyes ponen los regalos de cada uno junto al zapato correspondiente.

El día de Reyes es un día abrir regalos, de compartir alegría y de consumir el deseado roscón de reyes que contiene un haba y una sorpresa en forma de figurilla. El que se encuentra el haba en su porción está obligado a pagar el dulce.  

En mi carta a los Reyes Magos de este año pido seguir manteniendo la ilusión por lo que hago y sembrar esperanza en todos aquellos pacientes que pasan por un proceso oncológico, para que el camino les sea más llevadero. Sin duda ese sería mi mejor regalo.

Para acabar les dejo con esta carta a los Reyes Magos tan especial en forma de un video impresionante y emotivo de una niña malagueña de 7 años llamada Indara, que canta como los ángeles y que pide como regalos: un biberón y una cuna para su hermana, una peineta para que su abuela se sienta más guapa y un bastón como la de los marqueses para que su abuelo camine mejor. Pero lo que más emociona es escucharle pedir algo tan simple como un trabajo para su padre que calme el llanto que le ahoga por las noches. Desde luego esta niña pide regalos nada convencionales. Escuchar su voz pone la piel de gallina.

Feliz Noche de Reyes a todos y que se cumplan todos vuestros deseos.